Este Blog ha sido creado con la finalidad de mostrar experiencias de nuestro pasaje por Extensión Universitaria (UDELAR), contando vivencias y anécdotas surgidas de la participación en los Proyectos Estudiantiles de Extensión "Biblioteca AJUPEN-Cerro" y "Creando Puentes". Además compartimos imágenes, enlaces y textos de interés.

martes, 4 de diciembre de 2012

Con la camiseta puesta



Proyecto “Biblioteca AJUPEN – Cerro”: Evaluación final

Tras la presentación realizada el 14 de diciembre de 2009, comenzó nuestra tarea y el difícil viaje de llevar a cabo el proyecto propuesto, donde nos encontramos con una realidad que no era la esperada en el momento de la formulación del mismo. 
En este proceso nos encontramos con diferentes circunstancias y obstáculos imprevistos los cuales supimos enfrentar día tras día, donde el orientador cumplió un importante rol en articular los vínculos y ayudar a pensar los problemas ofreciendo nuevas perspectivas para superarlos. 

El mayor obstáculo que tuvimos que enfrentar fue la transformación del espacio y la adecuación de la colección en vista de convertir la biblioteca en un lugar abierto a todo público. Esto trajo aparejado una  propuesta de innovación y la revisión del acervo bibliográfico donde se comenzó a notar la resistencia a los cambios propuestos. 
A partir de este punto comenzamos a notar una dificultad en la comunicación ya que la comunidad de AJUPEN se sintió invadida con nuestra presencia y la tarea que desarrollamos en la biblioteca, la cual era realizada de acuerdo a nuestros conocimientos teóricos y prácticos adquiridos en la carrera. Debido a todo esto nos vimos obligados muchas veces a hacer cambios en nuestra planificación para poder adaptarla a lo que la Asociación demandaba.  

A pesar de todo lo anteriormente mencionado supimos enfocarnos de forma positiva, abocándonos a diferentes actividades de difusión de la biblioteca. Estas actividades pusieron en evidencia las carencias en cuanto a un espacio de recreación y animación a la lectura que el barrio necesitaba.

A partir de las distintas situaciones aprendimos a relacionarnos intergeneracionalmente, a desarrollar una escucha atenta y respetuosa de las diferentes opiniones tratando de satisfacer las demandas sin perder de vista el objetivo final de nuestro proyecto.

Llevamos adelante tareas en conjunto con los jubilados de la Asociación, transmitiendo de esta manera conocimientos imprescindibles para que al culminar el proceso pudieran continuar eficazmente con el funcionamiento de la biblioteca. Como se sugiere desde la lógica de la intervención, tuvimos que “ desarrollar la capacidad de análisis situacional orientada a comprender lo que sucede y cómo y con quién es posible transformarlo, cuál es el espacio real de intervención, el lugar y significación de las acciones que pueden desarrollarse y las que efectivamente se desarrollan” ( Cano, Sarachu, Castro, Musto, 2009), para lograr lo propuesto sin olvidar el contexto en que trabajamos para comprender las necesidades de esa población y a partir de ello, qué hacer y cómo hacerlo, sin perder de vista que trabajamos dentro de un marco institucional ya establecido, con sus reglas, sus protocolos, sus formalidades, al que tuvimos que adaptarnos para poder llevar adelante nuestra tarea, punto que quizá no tuvimos muy en cuenta al momento de formular el proyecto.

Todo ello implicó un trabajo de retroalimentación que implicó llevar nuestros conocimientos principalmente teóricos, adquiridos en el aula, sobre los cuales ellos nos enseñaron cómo insertarlos y manejarnos dentro de la comunidad. De allí se generaron nuevos conocimientos que fueron adquiridos mediante la interacción social y la práctica, la cual es una herramienta imprescindible para el desarrollo de nuestra profesión. 
Históricamente la Extensión ha sido, junto con la Enseñanza y la Investigación, uno de los pilares fundamentales de la Universidad, fomentando el diálogo de saberes entre lo académico y lo popular.
Es así que el ámbito popular le exige al académico, en nuestro caso representado y vinculado a la Extensión “la comunión con algunos valores éticos que formarían una nueva cultura política:
- la coherencia entre el discurso y la práctica  (fuente de evaluación de los proyectos a ejecutar)
- la humildad, es decir la aceptación de que existan otras verdades a parte de las propias
- la tolerancia, es decir la aceptación del crecimiento en la diferencia
- el acercamiento entre la política y la vida cotidiana del pueblo
-la paciente impaciencia, y la “tenacidad, con que debemos luchar por nuestro sueño”.” (Díaz, Pablo. Aportes para la fundamentación pedagógica de las prácticas de extensión universitaria de la FEUU, 2002). La humildad y la tolerancia nos permiten escuchar al colectivo en el que vamos a llevar adelante nuestro proyecto, acercarnos al mismo, manteniéndonos abiertos a los distintos puntos de vista que nos puedan ofrecer sin perder el contacto con la teoría de nuestra disciplina.

“La Extensión universitaria es un espacio propicio para el aprendizaje por desatar la curiosidad de los sujetos que intervienen, universitarios o no. Lo “percibido y destacado” en las más diversas  áreas del conocimiento de la realidad empírica permite que los sujetos y los sujetos colectivos se apropien de los saberes necesarios para la existencia y realización humanas.” (Díaz, Pablo. Ídem). El tener contacto con el colectivo, donde realizamos esta práctica de Extensión, nos permitió valorar los diferentes recursos de su acervo, sus conocimientos previos, sus apegos, así como también el interés despertado en algunos de los socios de aprender parte de la técnica bibliotecológica y el acercamiento a la tecnología, herramienta clave en la Sociedad de la Información en la que se encuentra inmersa la Biblioteca.

En el correr del año 2010 realizamos diferentes actividades enfocadas a acercarnos y conocer a la comunidad e identificar sus necesidades para de esta manera poder planear las distintas estrategias de intervención a llevar a cabo. Es así que se realizaron instancias con diferentes actores sociales (niños en edad escolar, jubilados, vecinos en general) abarcando instituciones del barrio tales como Escuela, Liceo, Asociación de Jubilados, Teatro Florencio Sánchez, etc. 
Las actividades fueron realizadas teniendo en cuenta las diversas franjas etarias y sus intereses. Se llevaron a cabo talleres de intercambio con la propia comunidad en la que estábamos insertos para acercarlos al ámbito de la biblioteca y a su vez, para nosotros conocer la historia de la misma, su rol en la comunidad, sus intereses y expectativas, y así hacerlos sentir parte del equipo de trabajo. Si bien en el día a día se sumaban personas, estas instancias dieron lugar a que aquellos socios que no se sentían interesados por la parte técnica, encontraran otras actividades en las que sí podían participar, demostrando inmediatamente el placer que el colaborar les brindaba, descubriendo el talento y gran creatividad de algunos de ellos y comprobando una vez más que la diversidad enriquece. Con ello también buscamos hacerles comprender que esta biblioteca debía cumplir un rol protagónico sirviendo a la comunidad en la que se encuentra, tratando de que se sientan responsables de atesorar una colección de gran valor para compartir, ya que el barrio no cuenta con una institución de estas características.
También se debe destacar actividades realizadas en el marco del Día del Libro, de tipo recreativo con niños en edad preescolar y escolar, con Cuentacuentos en representación de la Asociación, destacando el interesante encuentro intergeneracional cuyo punto de contacto fueron los libros y las historias, fomentando la animación a la lectura de manera divertida e interactiva, incluyendo la música como elemento didáctico a través de diferentes instrumentos, contando con la participación de compañeros que no formaban parte del equipo pero apoyaron la iniciativa. 
Además se realizó un concurso abierto en el que estuvieron todos invitados a participar, cuyo premio fue un libro y consistía en contar cual era el mejor cuento que habían leído y porque.
Se realizaron diferentes jornadas de trabajo para acondicionar la Biblioteca con participación de los asociados.
Estas actividades tuvieron como objetivo fomentar el interés por la biblioteca, difundirla, crear nexos con la comunidad, estimular el encuentro e intercambio de las diferentes generaciones y crear un espacio de intercambio. 
En la jornada final, realizada el 8 de diciembre de 2010, se realizó el cierre del Proyecto con dos instancias diferentes abarcando todos los aspectos de la comunidad, con participación de gente de todas las edades con actividades adecuadas a las mismas. Se presentó el trabajo realizado en todo el año y la Biblioteca quedó oficialmente abierta a todo público.

Como grupo, el trabajo de Extensión nos enseñó a trabajar en equipo, a comprender la diversidad, a valorarnos en nuestras individualidades, tolerar las diferentes opiniones, crear y llevar a cabo tareas tanto teóricas como prácticas, descubrir capacidades de las que no teníamos conocimiento tanto personales como colectivas, cultivar la paciencia, aprender que todo saber es válido y de utilidad, a superar grandes obstáculos de manera conjunta, la relacion de horizontalidad con todos los participantes del Proyecto (docentes, comunidad, gente de APEX, otros grupos de Extensión, etc.) vinculándonos de igual a igual, el vínculo con diferentes instituciones sintiéndonos reconocidos y valorado en nuestro trabajo.

Como conclusión nos gustaría destacar la siguiente frase:
“Si la sistematización realiza realmente una interpretación crítica del proceso de la experiencia vivida y extrae aprendizajes, quiere decir que genera un nuevo conocimiento”. (Jara H Oscar). Pensamos que la experiencia vivida en este tiempo fue de articulación con la comunidad, con los docentes, con las instituciones, con Extensión y que este informe es parte de la generación de un nuevo conocimiento, fruto de un proceso de aprendizaje tanto grupal como individual, en distintos niveles, que nos fue aportado por los diferentes actores sociales que influyeron en este Proyecto. Sin duda, somos personas diferentes, pero nos reconocemos como grupo unido y fortalecido por todas las dificultades y vivencias que tuvimos que afrontar y atravesar y que sin duda han dejado su huella en nosotros tanto desde el punto de vista humano como desde el punto de vista intelectual.
En conclusión sentimos que esta experiencia fue sumamente enriquecedora y que nos aportó gran satisfacción desde lo humano a lo profesional, dejando abierta nuestra sensibilidad y nuestras ganas para continuar por este camino y seguir compartiendo nuestros saberes e integrando los mismos a la comunidad toda y a la vez nutriéndonos de esta para que se haga realidad uno de los principales objetivos de la Universidad, ser parte y contribuir a la construcción de una nueva sociedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada